Entrada destacada

¡Empecemos!¿Por qu√© y para que?

Cuando le cuentas a alguien por primera vez que te gusta escribir y que tienes ganas de crear una historia, seguramente no obtendr√°s las ...

martes, 16 de mayo de 2017

ūüíĖ Bandera Blanca ūüíĖ

                                
                                  Bandera Blanca



Novela completa disponible en Wattpad

User: @vane1376

(link: https://www.wattpad.com/story/69209706-bandera-blanca)


1.Vacío


《 Pasajeros con destino a Toronto Canad√° , favor de abordar su vuelo》, dijo una mujer por el altavoz anunciando la salida del avi√≥n que llevar√≠a a Axel a su nuevo destino. 

Sentado junto a un gran ventanal, Axel cae presa de los recuerdos. Todo a su alrededor lo hace sentir vacío, seco y podrido por dentro.
《 ¿Ser√© capaz de lograrlo sin ella?》, se cuestion√≥. 

Por unos minutos se qued√≥ ah√≠ sentado, dudando y reflexionando si estaba haciendo lo correcto. 
Dejar atr√°s su vida, su familia y su pa√≠s resultaba  dif√≠cil. Sobre todo le dol√≠a tener que dejarla a ella. 
Renata, su peque√Īa y fr√°gil.

Los recuerdos vienen a él como ráfagas de viento.

-¿Hola? -respondi√≥.
Su tel√©fono le  est√° avisando que est√° entrando otra llamada. Tuvo que despedirse de Renata. Al d√≠a siguiente podr√≠a verla. 

-¡Axel!, por fin puedo localizarte. 

Una voz masculina que no alcanzó a reconocer, le hablaba con gran confianza.
-¿Qui√©n habla? -quiso saber molesto.
- Zack –respondi√≥ la voz- ¿No me digas que no recuerdas a los viejos amigos? 

Por supuesto que lo recordaba, Zack era un de los pocos amigos que hizo en Canad√°. Pero hab√≠a pasado tiempo desde la √ļltima vez que se vieron que no pudo reconocerlo de inmediato.
- ¡Zack, que sorpresa!, ¿c√≥mo est√°s? 

-Bien, termin√© a la Universidad. He conseguido un excelente empleo.¿Qu√© te parece? 

-Genial, me da mucho gusto, hermano. 

-Lo s√©, bien dicen, "m√°s vale tarde que nunca" –coment√≥ su amigo-.  ¿Y t√ļ, c√≥mo est√°s? 

-Si te lo digo no lo creer√°s. Muy enamorado –confes√≥. 

-¿T√ļ, enamorado? –pregunt√≥ Zack, extra√Īado-. No lo creo. 

Axel le cont√≥ a detalle que hab√≠a conocido a una  hermosa mujer. Una que de inmediato logr√≥ conquistar su  alma.
Zack no pod√≠a creer lo que su amigo dec√≠a, cada palabra dicha lo sorprend√≠a m√°s. Axel nunca hab√≠a dado se√Īales de ser un hombre fiel ni mucho menos comprometido en lo referente a relaciones amorosas. 
√Čl simplemente se dejaba querer. 

- Me conoces bien, por eso entiendo tu escepticismo, pero as√≠ es –dijo divertido.  ¿Por qu√© la urgencia por localizarme? 

Cambió de pronto el tema, ya tendría oportunidad de hablarlo personalmente.
Zack le dijo que hacía unas semanas había regresado a Toronto, y que una noche se encontró con Scott, amigo de ambos. Así que lo invitó a tomar una copa a La Taberna, aquel bar que solían frecuentar, para recordar los viejos tiempos.
Después de unas cuantas copas, Scott se notaba ansioso y afligido y le habló de algo que lo dejó preocupado y confundido. De modo que creyó que Axel debería estar enterado de lo que sucedía en Toronto.
-¿De que se trata? -quiso saber Axel. Se sinti√≥ inquieto.
-No sé ni como empezar. Es un tema delicado.
-¡Vamos, Zack!, me estas poniendo nervioso.
《 ¿A d√≥nde quiere llegar? 》, pens√≥ Axel. 

Despu√©s de unos segundo de absoluto silencio, donde incluso sus respiraciones parec√≠an estar en pausa,  habl√≥ Zack.
-Kimberly, est√° embarazada –solt√≥ sin m√°s. 

Kimberly, una rubia muy bella y simp√°tica, amiga de ambos y hermana se Scott. Se conocieron en la universidad. Por unos meses Axel y ella, mantuvieron en secreto un romance. 

La noticia sorprendi√≥ a Axel, no crey√≥ que su amiga se olvidara de tomar precauciones. Pero, ¿qu√© ten√≠a que ver √©l, en todo aquello?
La respuesta llegó pronto, fue el propio Zack quien se encargó de revelárselo.
-Scott asegura que el bebé que espera su hermana, es tuyo.
-¿Qu√©? -respondi√≥ de inmediato. 

La noticia le cay√≥ como un balde de agua helada. 
《Yo, el padre》, se cuestion√≥ a√ļn en shock. 

Pensó que se trataba solo de una broma, una de muy mal gusto, por supuesto. Pero su amigo le aseguró que nunca tomaría un tema tan delicado en broma.
Aquello le pareció imposible, hacía meses había regresado a México y desde entonces, solo en una ocasión habló con Kimberly. Ella no mencionó nada al respecto. A partir de ese día, no había vuelto a saber de su amiga. La buscó un par de ocasiones, deseaba saber como se encontraba, pero Kim no contestó ni sus llamadas ni sus mensajes.
Además, lo que pasó entre ellos había terminado.
《¿Por qu√© aseguran que es mi hijo?》, quiso saber.
Seg√ļn Zack, Kim se hab√≠a enterado poco despu√©s que √©l dejara Toronto para regresar a su pa√≠s, raz√≥n suficiente para no decirle nada. Crey√≥ que no ser√≠a justo. Axel apenas comenzaba a recuperarse de un pasado dif√≠cil, y ella no cortar√≠a sus alas. 

-Eso no puede ser -repiti√≥  un Axel incr√©dulo, sudando a causa de lo que su amigo le contaba.
-Pero eso no es lo m√°s grave –coment√≥ Zack-, el embarazo de Kim es de alto riesgo. Est√° a punto de dar a luz y se encuentra hospitalizada. Scott teme por su vida.
Esa noticia le hizo sentir un escalofr√≠o, de un momento a otro su vida estaba dando un giro de 180° y quer√≠a sorprenderlo convirti√©ndolo en padre y poniendo en riesgo la vida de su amiga.
Por supuesto que existía la posibilidad, aunque mínima, de que aquel bebé fuera suyo. La relación que mantuvo con Kim se caracterizó por una pasión rebelde que los hacía presos de un momento a otro y ellos nunca se negaron a saciarse.
《¿Qu√© pasar√° con Renata, c√≥mo voy a explicarle algo as√≠?》, se lament√≥ en medio de un r√≠o de confusi√≥n. 

-Axel, lo mejor ser√≠a que volvieras a Toronto para aclarar  todo este lio –sugiri√≥ su amigo. 


Recuerdos de aquella noche en la que Zack se encarg√≥ de dirigir su destino, lo llenaban de nostalgia. 
Miraba a trav√©s de la ventanilla, como iba dejando atr√°s su vida. Lo invadi√≥ una enorme tristeza… 

Axel pensaba con amargura en lo infame de su comportamiento y en las crueles palabras que dijo hace un par de noches a Renata, la mujer de su vida, solo para desilusionarla, a√ļn cuando era consciente de cuanto la estaba lastimando.
Aquella escena la reviv√≠a en su mente una y otra vez desde hac√≠a d√≠as, como si de una penitencia se tratara. 

No lograba borrar de su memoria el rostro lleno de decepci√≥n y tristeza de su novia. No lo olvidar√≠a nunca. 


-Axel, te lo pido por la historia que escribimos juntos, por  nuestros sue√Īos.
-!Eso ya no existe, Renata! ... entiéndelo de una vez.
-¿Por qu√© dices eso?
-Porque así es. Para mi todo se acabó.
-Axel, no estas pensando con claridad . Estás borracho y por eso dices esas tonterías.
-Sí, estoy borracho pero sé lo que estoy diciendo.
-¿Entonces ya no sientes nada por mi?, ¿ya no me amas?
-No. Ya no te amo.
- !Me estas mintiendo, lo sé!
- ¡Te estoy diciendo la verdad, t√ļ a mi ya no me importas y no quiero volver a verte en mi vida! 


Su coraz√≥n se estrujo al pensar en ella y recordar su hermoso y p√°lido rostro empapado por las lagrimas, al escucharlo decir tantas malditas mentiras. 

¿Y todo para qu√©?
Para alejarla de su vida, esa que de la noche a la ma√Īana se hab√≠a torcido, dej√°ndolo todo hecho un caos.
《¿C√≥mo podr√≠a arrastrarla con √©l? ¿C√≥mo explicarle su turbio y sucio pasado?》, se cuestion√≥. 


La voz de una mujer lo trajo de vuelta a la realidad, arrebat√°ndolo de un solo tajo de sus recuerdos. 

-Se√Īor, ¿desea tomar algo?
Le pregunt√≥ una linda mujer vestida con un traje azul marino. Su cabello iba recogido en una coleta y un coqueto sombrero pod√≠a verse en su cabeza. 

- ¿Perd√≥n? -respondi√≥ confuso. 

Su atenci√≥n vagaba en otro lugar y su repentina presencia le caus√≥ cierto desagrado. 

-Lamento haberlo interrumpido –le dijo-, estaba usted muy concentrado en sus pensamientos. Solo quiero saber si desea que le sirva algo de tomar. 

-No se disculpe, solo un vaso de agua mineral, por favor -pidi√≥ en tono seco. 

Entonces aquella mujer le dio la espalda y desapareci√≥ por el estrecho pasillo del avi√≥n. 

Axel cerr√≥ sus ojos, quer√≠a evadir todo lo que pasaba a su alrededor. 
<¿Habr√° le√≠do Renata, la carta que dej√© con Elena? > ,se pregunt√≥ sintiendo una especie de latigazo en su interior que lo estremeci√≥ de pies a cabeza.
《¿Podr√° perdonarme alg√ļn d√≠a?》
Solo esperaba que nunca olvidara lo mucho que la am√≥. Rog√≥ al cielo por qu√© todos los momentos que vivieron juntos hubieran sido tan valiosos e importantes para ella como lo fueron para √©l, y que eso sirviera para mantener intacto el  amor que los un√≠a. 

Hab√≠a decidido irse por qu√© antes de que Renata llegara a su vida, hab√≠a tomado decisiones equivocadas que sin duda marcaron su presente. 
Jam√°s dejar√≠a en el desamparo a un hijo suyo. √Čl no actuar√≠a de forma tan vil, no como su padre.  
Deb√≠a llegar a Toronto para hablar con Kimberly. Sin duda le deb√≠a una explicaci√≥n. 
《¿Por qu√© carajos no me dijo nada? ¿Por qu√© permiti√≥ que me enterar√° por otra persona?》, se lament√≥.
Su futuro le resultaba tan confuso que lo √ļnico que sab√≠a con seguridad era que si ese beb√© era suyo, lo reconocer√≠a como tal.
Y cuando esa situaci√≥n estuviera resuelta, sin importar el tiempo que le tomara hacerlo, regresar√≠a para estar a lado de la mujer que amaba. 
No le importaba si  ten√≠a que implorar por su perd√≥n o si ten√≠a que reconstruir por encima de los escombros que dej√≥.
Volvería para luchar y conquistar de nuevo ese hermoso corazón que estaba seguro le pertenecía...

Booktrailer

https://youtu.be/r7LYI3V-xwk



*NOTA: Esta es la continuaci√≥n de mi primer novela llamada "Peque√Īa y Fr√°gil"


Gracias por leerme     <3





No hay comentarios:

Publicar un comentario